25 junio, 2008

Mi Pequeño Poni: La Cometa

Read this in English?

Una persona allegada me encargó un dibujo en el que apareciera retratado como un personaje de Mi Pequeño Poni.



Inspiraciones y referencias:
  • Flower Fantasy Ponies (año 10), aunque simplificado: crines de un solo color y cuerpo de un solo color, cubierto de un patrón floral.

  • El símbolo del ojo está inspirado en los nuevos ponis G3 que los incorporan (normalmente un corazón o una estrella). La forma de la cara posiblemente tenga más que ver con esta generación de ponis que con los FFP.

  • El símbolo del cuerpo está compuesto por un entramado de margaritas salvajes y por perlas sueltas.

  • Spike está tomado de la serie de dibujos animados original.
    Me costó bastante encontrar una referencia estable del mismo porque el dibujo de la animación cambia constantemente pequeños detalles de la proporción y el nivel de detalles (como la presencia o ausencia de garras), de modo que terminé dibujándolo como más me gustó.

  • Escogí dibujar a este Bushwoolie porque es mi preferido de todos los Bushwoolies. Sus momentos estelares transcurren durante MPP: La Película, dónde ayuda a Shady a buscar a Bebé Lickety-Split. Me encantó el modo en que se ponía todo serio y preocupado por las cosas más variopintas y su modo “alternativo” de razonar. Simplemente es demasiado encantador como para elegir a ningún otro.



Este trabajo me ha hecho considerar detenidamente qué es más difícil, si retratar conceptualmente a alguien a quien se conoce poco o si retratar a alguien a quien se conoce mucho.

Obviamente, para retratar a alguien como un poni no basta conseguir un cierto parecido físico. Yo lo entiendo más como una traducción (y creo que es así en cada ocasión en que se trata de proyectar a una persona real en una historia): se trata trasladar los núcleos de sentido de una persona a unas coordenadas de sentido diferentes, a un universo diferente. En el caso de los ponis, que no son personajes complejos, se trata de encontrar una (como mucho dos) característica nuclear del retratado, una característica que arrastre el resto de características destacables de la persona o cuya ausencia las redefiniría. Por supuesto hay que buscar algo sencillo, dulce y positivo (o con potencial de serlo), dado que el mundo de los ponis es amable y directo. Localizada esa característica, ya tienes lo fundamental del poni.
Conozco mucho a la persona aquí retratada, lo cual ha hecho muy difícil que localice ese elemento nuclear del poni. Cuando se conoce mucho a alguien se tiene una idea mucho mayor de su complejidad, esto lo hace difícil; con personas que conocemos poco, sucede que suele ser más fácil centrar un elemento identificador claro, pero es muy posible que la característica que localicemos no sea lo suficientemente radical para que el retratado se sienta reconocido en el dibujo. De ahí la complicación que mencionaba.
Me costó bastante localizar el elemento adecuado para este poni. Se trata de una faceta que, por impregnar tantos ámbitos de su personalidad, se hace “obvia”, se hace invisible, muy difícil de resaltar desde tan cerca. Esta persona tiene una capacidad asombrosa para cuidar de los demás, sobre todo de los “pequeños”; normalmente a la gente le produce una suerte de pudor cuidar de los “pequeños”, pero esta persona no se corta un pelo, es capaz de dejar cualquier cosa que esté haciendo sin dudarlo ni sentirlo, por mucho que le guste o interese, para atender en lo necesario. Pero sin romanticismos o florituras pseudo-humanísticas ni discursos socio-moralizadores, simplemente haciéndolo.

Este dibujo es el resultado de trasladar esto al poni.
Además, me brindó la oportunidad de dibujar unos personajes a los que tenía muchas ganas pues hizo obligatoria la presencia de los “pequeños” de Pony Ville, que no son los bebé poni, sino Spike y los Bushies (tal vez también los Grundles, pero como ellos se han quedado el Castillo de los Sueños…).


-

No hay comentarios: